Pruebas de software

Verificamos y validamos las características funcionales y no funcionales de software con el fin de reducir el riesgo de defectos en ambientes productivos.
Se componen de los siguientes servicios de pruebas.

Pruebas Funcionales
de software

Ejecutamos pruebas funcionales a productos de software en diferentes plataformas, con el fin de verificar la adherencia del producto a los requisitos y atributos de calidad funcionales.

Se divide así:

Pruebas
para móviles

Pruebas
para web

Pruebas
en aplicaciones transaccionales

Pruebas
de migración

Automatización
de pruebas

Garantizamos la implementación de flujos de negocio, escenarios de pruebas sin la intervención humana, con el fin de reducir los tiempos de ejecución de pruebas especialmente en procesos de regresión y realizar procesos repetitivos de verificación que se pueden delegar a las máquinas.

Tipos de pruebas:

Automatización
de pruebas

Automatización BDD
(Behaviour-Driven  Development)

Gestión
de ambientes

Establecemos pruebas de tipo no funcionales, es decir, las pruebas que están enfocadas a atributos de calidad y que potencialmente pueden afectar el software, pero que no intervienen con su funcionalidad.

Se divide en cuatro tipos de pruebas:

Pruebas
de performance

Pruebas
de compatibilidad

Pruebas
seguridad de aplicaciones

Pruebas
de usabilidad

Pruebas
estáticas

Comprobamos la calidad de los artefactos intermedios de desarrollo que son la base e insumo para la construcción del producto final como los requisitos, el diseño, la arquitectura, también en el código fuente para validar su comportamiento estático de forma automática, esto para identificar posibles desviaciones que puedan generar fallos en el software.

Se divide en dos pruebas:

Revisiones
de software

Análisis estático
de código