Pruebas
funcionales

En SQA contamos con una metodología propia para la ejecución de pruebas funcionales que puede adaptarse al contexto particular de nuestro cliente y que cubre la planeación, estimación, diseño y ejecución de este tipo de pruebas. Su ejecución puede realizarse de forma manual o apoyada en herramientas de automatización. 

Pruebas de
Requerimiento

A través de este servicio identificamos de forma temprana anomalías en la especificación de los requerimientos de un producto. Estas pruebas se llevan a cabo para evaluar los requerimientos funcionales y no funcionales que han sido documentos para un sistema.

Pruebas de
Sistema

Este servicio por lo general se lleva a cabo después de las pruebas funcionales del sistema, dado que son pruebas que tienen por objetivo evaluar el cumplimiento de todos los requerimientos y especificaciones sobre reglas de negocio, almacenamiento, GUI (interfaz gráfica de usuario) entre otros, con el fin de reducir posibles fallos en producción.

Pruebas de
Integración

Por medio de este servicio verificamos la correcta integración entre los distintos componentes con el fin de comprobar que interactúan correctamente a través de sus interfaces, su alcance cubre la funcionalidad establecida y se ajusta a los requerimientos no funcionales especificados a nivel de componentes dentro del mismo sistema o integraciones con otros sistemas o API’s internas o externas. 

Pruebas de
Migración

Mediante este servicio se evalúa el comportamiento de las funcionalidades luego de pasar de un aplicativo a otro debido a un cambio en el ambiente, versionamiento, actualización o modificaciones en la estructura de la plataforma. Estas pruebas pueden ejecutarse para cualquier tipo de migración, incluyendo estrategias de migración de entornos locales a entornos de nube. 

Pruebas de
Diseño

Este tipo de pruebas generalmente se aplica desde etapas tempranas en el ciclo de desarrollo, permiten identificar novedades asociadas al diseño del software para garantizar que no existan discrepancias entre los requerimientos definidos y el diseño previo a la construcción del software.

Pruebas de
Regresión

Las pruebas de regresión se ejecutan sobre sistemas de software que han sufrido algún tipo de modificación o cambio, permiten asegurar que el cambio o modificación que se ha realizado no genero nuevos defectos sobre los componentes del sistema que no fueron modificados, contribuyendo así a garantizar la estabilidad del sistema.

Aceptación (UAT)

El objetivo principal de esta prueba, es brindarle confianza al usuario final en el uso del sistema de software, garantizando una aplicación limpia de defectos, que cumple con los requisitos y necesidades establecidas.  Lo anterior, ayuda a que el usuario perciba altos niveles de calidad, con el apoyo de un equipo especializado en QA.

En SQA tomamos las metas de nuestros clientes como propias.

¿Necesitas un equipo especializado en QA?

¡Déjanos un mensaje y recibe gratis tu primer diagnóstico!